Jormungand

De Rodolfo Martínez
Saltar a: navegación, buscar
Jormungand
Thumb
Datos técnicos:
Ediciones 1996, 2012
Género Ciencia ficción
Palabras 113.600

Sinopsis editorial

Primera edición

El planeta Tierra de Nadie, con funciones de penal en la galaxia, ha estado centenares de años aislado. Sometido a la fuerza de la marea y a los terribles vendavales que provoca su excéntrica luna Desastre en el Río de Viento , el planeta ha desarrollado una nueva cultura que se enfrenta al dilema de su integración en la civilización galáctica o su posible destrucción a manos del equipo presuntamente encargado de dicha integración. Un brillante grupo de individuos (humanos, delfines y nuevas especies) dirime el futuro de un planeta, con personajes perfectamente delineados y coherentes, movidos por emociones, sentimientos y razones en una amena e inteligente aventura.

Rodolfo martínez es uno de los nuevos valores de la ciencia ficción española. Asturiano y autor prolífico donde los haya, ha logrado gran éxito de crítica y público con La sonrisa del gato (1995). En 1996 ha obtenido el premio Asturias de novela (otorgado por la Fundación Dolores Medio y dotado con un millón de pesetas) por La sabiduría de los muertos . Tierra de Nadie:Jormungand , una vasta y compleja aventura de ciencia ficción, es su obra más ambiciosa y brillante hasta la fecha.

"Un escritor caracterizado por su constancia y su capacidad para plantearse obras ambiciosas." Pedro Jorge Romero en BEM.

Segunda edición

El planeta Tierra de Nadie, con funciones de penal en la galaxia, ha estado centenares de años aislado. Sometido a la fuerza de la marea y a los terribles vendavales que provoca su excéntrica luna Desastre en el Río de Viento, el planeta ha desarrollado una nueva cultura que se enfrenta al dilema de su integración en la civilización galáctica o su posible destrucción a manos del equipo presuntamente encargado de dicha integración. Un brillante grupo de individuos (humanos, delfines y nuevas especies) dirige el futuro de un planeta, con personajes perfectamente delineados y coherentes, movidos por emociones, sentimientos y razones en una amena e inteligente aventura.

«Hay libros que te hacen comprender que el mundo es más amplio de lo que tú crees, que el género tiene otras salidas más allá de lo que lees (o escribes) desde siempre. Jormungand entra en esa categoría de libros que te abren los ojos y te hacen comprender que hay gente que ve el género con otra óptica diferente a la que tú ves, y que su visión es tan válida y digna como cualquier Hugo o Nébula.»

Rafael Marín, autor de Lágrimas de luz

Argumento, temas, técnica literaria

Tras mil años de aislamiento, el planeta penal Tierra de Nadie se comunica con la Confederación de Drímar y pide negociar su ingreso en la misma. La expedición que se envía al planeta tiene órdenes, en caso de que no se llegue a un acuerdo, de hacer todo lo posible por sabotear la sociedad del planeta. En ella viajan representantes de los multis, una misteriosa especie alienígena procedente de la Nube Menor de Magallanes con capacidades multiformes. La jefa humana de la expedición enseguida se ve fascinada por lo que ve en el planeta y lo mismo les ocurre a algunos de sus compañeros. Entretanto, un misterioso desarrollo está teniendo entre los tres multis que los acompañan. Y, al mismo tiempo, todos perciben que hay algo extraño en el planeta, aunque nadie es capaz de identificarlo.

Aunque escrita un año antes que La sonrisa del gato, Jormungand sería publicada posteriormente. En aquel momento era la obra más ambiciosa de Martínez con numerosos personajes, temas y tramas, si bien no todos están al mismo nivel ni son resueltos satisfactoriamente. Aunque la peripecia vital de los principales protagonistas está bien tramada, a menudo se incide necesariamente en los pormenores vitales y emocionales de personajes secundarios que no tienen demasiado interés para la historia. Sin duda Martínez quiso construir una gran epopeya y eso, en ocasiones, le perdió, posiblemente por carecer aún de las herramientas literarias (y quién sabe si la experiencia personal) necesarias para su empeño.

La novela está narrada en dos frentes temporales distintos y con dos voces narrativas diferentes. Una de ellas, en tercera persona, desapasionada y ocasionalmente omnisciente, va contando lo que le ocurre a la expedición que llega a Tierra de Nadie. La otra, en capítulos alternos, nos describe el pasado del planeta y el modo en que se llegó a la situación actual. También usa la tercera persona, pero es una voz con personalidad claramente marcada, que se atreve a menudo a dar sus propias opiniones y su visión personal de lo que está narrando. Hacia el final de la novela, esa tercera persona se convierte en primera, cuando empieza a contar su propia historia... algo que en cierto modo lleva haciendo desde el principio. De hecho, en los dos capítulos dedicados al personaje de Iskenderum se mezclarán la primera persona y la tercera a menudo dentro de la misma frase, como si el narrador no tuviera claro si está contando acontecimientos propios o de otros.

Es una voz que, sin bien en general se hace cómplice del lector y ofrece un interesante contrapunto a la frialdad de la otra narración, en ocasiones se vuelve irritante y el lector tiene la sensación de estar en presencia de un sabelotodo que no puede evitar pavonearse de sus conocimientos. Pese a ello el experimento narrativo es interesante y no está, en general, mal resuelto.

Los temas principales de la novela son varios. Desde la identidad personal, hasta el derecho individual a decidir, pasando por diversos conflictos éticos y morales que al autor no siempre resuelve por entero.

Destacar que es la primera vez donde asoma, aunque sea tímidamente, una de las situaciones más habituales en buena parte de la obra futura de Martínez: el triángulo amoroso.

La novela concluye con un final muy abierto que deja varias incógnitas en el aire y que, pese a los anuncios del autor, nunca fueron respondidas con una continuación. No sería hasta Bifrost publicada en el año 2014 en Sportula que los lectores sabrían cuál había sido el destino final de Tierra de Nadie y sus habitantes. Y, en cierto modo, lo contemplarían retrospectivamente, entre bastidores.

Acogida crítica

Esta fue, como ya lo había sido la de la anterior novela, bastante favorable. Y, como La sonrisa del gato, Jormungand ganaría el Premio Ignotus a la Mejor Novela.

Ediciones

  • Primera: B, rústica con solapas, 1996
  • Segunda: Sportula, rústica con solapas y ebook, 2012.

Premios

  • Premio Ignotus 1997 a la Mejor Novela